Rehabilitación con aislamiento térmico

Cuerdas en trabajos verticales
16 abril, 2020
Arnes de aislamiento
16 mayo, 2020
Mostrar todos

Rehabilitación con aislamiento térmico

La rehabilitación de la fachada con aislamiento térmico de un edificio por el exterior suele asociarse a la necesidad de un “lavado de cara”. En todos los casos, la obra de rehabilitación se ejecuta con la mínima interferencia para los usuarios del edificio para esa mejora de la visibilidad de la fachad. Su cara más visible debe de estar siempre bien cuidada y mantener esa imagen impecable que toda comunidad de vecinos desea.

Recordar que la instalación de un aislamiento sobre las fachadas, no reduce la superficie útil del edificio. Este punto importante a tener en cuenta dentro de este trabajo vertical, mejora la eficiencia del proyecto.

Puntos importantes

En este caso suele relizarse con suma sencillez. llevando a cabo la corrección de los puentes térmicos, evitando así las paredes “frías”. Normalmente esto se realiza con muchísima facilidad, evitando así el riesgo de formación de condensaciones en las superficies e, incluso, moho. Dentro de este aspecto de las fachadas, debemos recordar los puentes térmicos: los lugares de encuentro con la estructura y la formación de huecos.  Tanto los pilares, vigas, frentes de forjado, alféizares, mochetas, dinteles, capialzados deben de reforzarse.

Sin embargo queremos destacar que el aislamiento exterior de una facha, esta se puede encontrar caliente al ser la cara visible. Por este caso siempre recordaremos evitar fenómenos de condensación. Aprovechando toda la inercia térmica que nos ofrezca el soporte. Teniendo en cuenta que conviene aislar por el exterior cuando el edificio no es una segunda residencia. Aplicando la inercia térmica conseguimos estabilizar del modo más efectivo las temperaturas. Con el fin de tener una reducción adicional en el consumo de combustible para la climatización (calefacción + aire aondicionado) de la vivienda.

Dentro de los diferentes sistemas de rehabilitación existentes, estos siempre requieren el asesoramiento de empresas fabricantes e instaladoras especializadas. Garantizando la compatibilidad de todos los productos integrantes del sistema. Algunos Institutos de Construcción se encargan de proporcionar para dichos sistemas constructivos los llamados Documentos de Idoneidad Técnica (DIT). Normalmente, estos últimos años dado el marco legislativo armonizado europeo, se están empezando a emitir Documentos de Idoneidad Técnica Europea (DITE).

Esperamos que desde el equipo de Hever Altura os haya sido fácil y de uso este post. Para cualquier información o consulta no dudes en visitar www.heveraltura.net

Comments are closed.