Láminas solares eficientes
8 diciembre, 2019
Materiales para el revestimiento de fachadas
22 diciembre, 2019
Mostrar todos

Impermeabilización de fachada

La impermeabilización de fachada, es uno de los recursos más importantes a realizar de forma impecable. Sobretodo debe ejecutarse de una forma impolita para evitar sustos. Conocer las técnicas y los trucos de esta técnica nos ahorrará grandes disgustos. La impermeabilización de una cubierta o fachada requiere un alto grado de especialización y delicadeza en su ejecución, el uso de materiales etc, teniendo en cuenta la importancia de este.

Primer paso analizar fachada

Analizar el estado de la fachada actualmente es uno de los puntos más importantes. Si vemos que la cubierta está dando problemas y el agua entra, es el momento de cambiarla. Debemos contactar con un buen equipo de profesionales que nos la reparen inmediatamente. Podemos valorar múltiples opciones, siempre que atendamos a una serie de factores que influyen en la impermeabilización de nuestra fachada o cubierta.

Para ello debemos analizar el estado de la anterior impermeabilización, lalimpieza, el estado del pavimento, la conexión de los sumideros, etc. Es decir, examinar las instalaciones anteriores para poder trabajar en el nuevo sistema de manera correcta.

Obligatoriamente debemos analizar el estado de la pendiente y su conexión con los sumideros. Como es lógico, cuando una pendiente es suficiente, no dará problemas. En caso de ser inadecuada, habrá alguna fuga.

Esto es incluso más importante que elegir bien los materiales que vamos a instalar, aunque no hay que dejar de lado este tema.

Segundo paso

El aislamiento térmico es un elemento complementario a la impermeabilización, por ello hay que tener cuidado porque muchos profesionales es algo que dejan de lado. Los edificios antiguos, por ejemplo, no cuentan con un aislamiento térmico en las cubiertas. Por lo tanto, muchas terrazas carecen de ello. Es importante tenerlo en cuenta para decidir si instalarlo en caso de una nueva obra.

En la actualidad, sí lo tienen, aunque no por ello debemos olvidarnos de la importancia de elegir una u otra clase de impermeabilización. En el momento en que se está realizando la obra, debemos considerar reconvertir completamente la cubierta para mejorar el aislamiento térmico del edificio.

Nuestro consejo final

Queremos recordar que las condiciones meteorológicas van a determinar el tipo de material que debemos emplear en la impermeabilización. En este caso deberemos tener en cuenta la región donde trabajamos, la frecuencia de precipitaciones que ocurran en él, el tipo de clima, etc. Si la región donde se encuentra el edificio sufre de precipitaciones abundantes, debemos rechazar la utilización de químicos. En este caso deberemos realizar una solución mecánica, en cuanto a la estructura como hemos hablado en anteriores post, sin dejar de la la seguridad de los inquilinos del edificio

Esperamos que esta información os haya servido de utilidad, para cualquier duda o consulta no dudéis en escribirnos aquí!

Comments are closed.